u-virtual

instagram

logo twitter udemedellin

 Youtube 2013 icon

f logo RGB Hex Blue 512

linkedin-hover

 

 

 

 

 

Egresado11

 

Egresado33

 

 egresado22

  

Margarita María Jaramilllo Presentación personal

 

 

 

Su trabajo en el ICETEX

 

 

26-04-2016-DiegoPor: Juan Sebastián Longas Marulanda
Estudiante de Comunicación y Relaciones Corporativas

En las instalaciones del Centro de Extensión de Graduados (CEG) tuvimos la oportunidad de conversar un poco con Diego Alejandro Gómez, uno de nuestros egresados del programa de Administración de Empresas quien, después de algunos años, regresó para fungir como uno de los gestores del proyecto de la Escuela de Líderes de la Universidad de Medellín. Durante su visita a nuestro campus conversamos sobre asuntos como quién es él, su experiencia con la Universidad en su época de estudiante, la proyección de nuestros egresados en el medio, entre otros aspectos.

Él es un joven que no supera los 30 años y ya se ha forjado un exitoso camino profesional. Su proceso es un ejemplo de los créditos que pueden rendir el esfuerzo, la dedicación y la constancia; siendo estudiante universitario tuvo que trabajar para financiarse la carrera. Luego de egresar del pregrado decidió formarse como coach profesional obteniendo su certificación internacional en el año 2009 y siendo reconocido como uno de los entrenadores más jóvenes de Latinoamérica, proceso en el cual está próximo a recibir como master coach por las horas de experiencia que ha acumulado hasta el momento. También realizó estudios de PNL (programación neurolignüística) logrando la acreditación por parte de Richard Bandler como trainner en el tema. En el año 2012 estudió un programa de gerencia estratégica en la Universidad de Harvard. Recientemente finalizó dos maestrías: una en dirección estratégica en la EADA Business School de Barcelona y otra en estrategia y liderazgo en la Universidad Pontificia Católica del Perú.

En lo personal se define como alguien que ha optado por el liderazgo como un estilo de vida y que está permanentemente en formación, además, puntualiza que es miembro de un núcleo familiar compuesto por la madre, el padre (quien también es egresado de la Facultad de Ciencias Económicas y Admirativas de nuestra Universidad).

En cuanto a su experiencia como estudiante de nuestra institución, recordó la actitud rebelde, desde la no conciencia del verdadero valor que tiene la información que la academia entrega a los estudiantes, también rememora con enorme gratitud las múltiples posibilidades que la Universidad, desde su lema: Ciencia y Libertad, le proporcionó en materia de debate, investigación y formación del pensamiento crítico. Entre sus recuerdos más importantes sobre aquella época estudiantil resaltó el del ambiente que por ese entonces se vivía: "el compartir con los compañeros, los profesores, así que me lo disfruté muchísimo y hoy me siento muy agradecido con la Universidad" puntualizó.

No fue un estudiante que simplemente recibía cátedra, ya que en su proceso, se involucró en diferentes espacios que le brindó la Universidad como los semilleros de investigación, charlas académicas, ferias y eventos institucionales, entre otros.

"Quizá por mi condición de estudiante trabajador no podía permanecer muchísimo tiempo en la Universidad, entonces no podía estar en toda la oferta que había en ese momento, sin embargo trataba de estar en la mayor cantidad de opciones que se me fuera posible, yo negociaba, buscaba las opciones" comentó.

En cuanto al tema de la proyección de los egresados, tanto en el medio laboral como en el ámbito del emprendimiento, Diego Alejandro comentó: "Técnicamente y en conocimiento, los profesionales de la Universidad de Medellín están muy bien preparados, claramente las acreditaciones y el nivel de calidad de la Universidad lo evidencian, yo destaco los pasos que la Institución ha venido dando en el proceso de una formación integral real, con eso quiero decir que la Universidad está dando los pasos para empezar a marcar la diferencia".

Su relación con la Universidad después de graduarse ha sido de constante gratitud y muy satisfactoria, como el mismo lo reconoce: "Cada vez que yo entro a la Universidad me lleno de alegría, es algo particular porque me siento en mi casa, acá pasé muchísimo tiempo".