u-virtual

instagram

Twitter 512x512

 Youtube 2013 icon

facebook-hover

linkedin-hover

 

 

 

 

 PROMETEO

 

RESEÑA HISTÓRICA DE LA UNIVERSIDAD DE MEDELLÍN

 

La Universidad de Medellín nació como respuesta a la intolerancia y a la persecución ideológica desatada en el país desde 1948, que afectó a amplios sectores de la sociedad en todas las escalas sociales y en las diversas actividades económicas e intelectuales. Aquella situación se agravó aún más con la censura ejercida desde el alto Gobierno sobre quienes tuviesen orientaciones políticas diferentes a las del conservatismo, por entonces en el poder. Tal estado de cosas llevó a un grupo de intelectuales, principalmente profesores y estudiantes de la Universidad de Antioquia, a pensar en la creación de una institución universitaria que implantara la cátedra libre, de modo responsable, y que hiciera del trabajo intelectual un motor para impulsar el desarrollo del país. Este elemento histórico fundacional marca el perfil político de la Universidad de Medellín. La identidad con lo político se asume a partir de entender la política como una actividad que implica una disposición a la reflexión.

 

1950: El 1 de febrero, con mucho tesón y constancia, y con muy pocos recursos económicos, se firmó el Acta Fundacional de la nueva Universidad, la cual le imprime el carácter académico al ser visionaria de las actuales funciones sustantivas de docencia, investigación y extensión. Después de múltiples reuniones y discusiones sobre la identidad, el rumbo y el papel que debería jugar la nueva Universidad, los fundadores decidieron crear la Corporación Universidad de Medellín. La primera sede de la Universidad de Medellín fue una vieja casona ubicada en el barrio Buenos Aires. Cuarenta estudiantes de la Facultad de Derecho y ciento doce jóvenes matriculados en el Liceo, constituyeron la población estudiantil que hizo realidad el proyecto de la nueva Institución.

1961: Las facultades se mudaron para la ciudadela universitaria de Los Alpes.

1965: Se creó el Programa nocturno de Derecho, para responder a quienes laboraban y requerían de oportunidades educativas sin interferencia con su jornada laboral.

1982: Se creó el Centro de Investigaciones Jurídicas y en 1984 surgió el Centro de Investigaciones generales de la Universidad, con dos propósitos puntuales: reglamentar los trabajos de grado y agilizar los trámites administrativos para adelantar proyectos de investigación.

 

Al iniciar la primera década de 2000: Se entra en un proceso caracterizado por la búsqueda de la excelencia académica, ajustado a las demandas de los contextos nacional e internacional. Los procesos de mejoramiento y aseguramiento de la calidad se asumen con rigor en la vida institucional y se da lugar al desarrollo armónico de las funciones sustantivas con el impulso a la investigación y a la extensión. Los primeros años de esta década serán recordados por grandes transformaciones institucionales porque se emprenden proyectos y acciones de largo aliento y de gran impacto en la vida institucional: se proyectó la actividad investigativa de acuerdo con las nuevas demandas nacionales e internacionales y de consuno con la pertinencia institucional; se asumió el modelo pedagógico y se sentaron las bases para el proceso de renovación curricular; se planteó el sistema de mejoramiento de la calidad, y se consolidó la proyección social de la Universidad. Estas decisiones académicas fueron acompañadas con las reformas administrativas pertinentes; se crearon las Vicerrectorías para cada una de las funciones sustantivas y para la dirección administrativa y financiera; se fortalecieron las instancias de la planeación y se crearon las Divisiones de Autoevaluación y Acreditación, y de Relaciones Internacionales.

 

Los programas se agruparon en cuatro facultades: Derecho, Comunicación, Ingenierías y Ciencias Económicas y Administrativas; se crearon los departamentos de Ciencias Sociales y Humanas, y de Ciencias Básicas, y surgió con fuerza el Sello Editorial, un importante paso para la consolidación de la vida académica e investigativa. En ese período se incrementó la planta de profesores de tiempo completo, y mediante convocatoria pública se seleccionó a quienes habrían de servir en la Institución. Este fue un paso decisivo en la consolidación de los proyectos de investigación y de los programas, pues se complementa con la formación de alto nivel, como política permanente que busca fortalecer la comunidad académica. Esta realidad permite a la Universidad de Medellín enfrentar los retos de la acreditación de sus programas y de ella misma como institución, al poder someter sus procesos y proyectos a la verificación de los estándares nacionales e internacionales que dan cuenta de la calidad de la oferta educativa en un mundo globalizado.

 

2003: Se renueva el registro calificado según la Resolución 3393 del 23 de diciembre de 2003 del Ministerio de Educación Nacional.

2006: Se acredita el programa de Derecho en alta calidad, según Resolución 478 del 6 de febrero de 2006 del Ministerio de Educación Nacional.

2010: Se renueva el Registro Calificado del programa de Derecho, según Resolución 2085 del 25 de marzo de 2010 del Ministerio de Educación Nacional y se obtiene la renovación de la acreditación en alta calidad del programa de Derecho según Resolución 6807 del 6 de agosto de 2010 del Ministerio de Educación Nacional. 

Se crea el programa profesional de Investigación Criminal según Resolución de Registro Calificado: 7527 del 17 de agosto de 2010, el cual está adscrito a la Facultad de Derecho.

2012: Se crea el programa profesional de Investigación Criminal en modalidad virtual en convenio con la Universidad Católica del Norte, según Resolución de Registro Calificado: 15543 del 30 de noviembre de 2012.

2014: Se inaugura la Sede Bogotá, con lo que se concreta el ideal institucional de aporte a la diversificación académica de la Universidad de Medellín y como una realización más del sueño fundacional dirigido a la ampliación de la cobertura con calidad de la Educación Superior en Colombia. en la apertura se ofreció el programa de Derecho y algunos posgrados adscritos a la Faculta de Derecho.

2016: A partir del primer semestre de 2016 comenzará a regir el plan de estudios semestralizado según Acuerdo del Consejo Académico número 45 del 14 de septiembre de 2015.

2017: Se obtiene la renovación de la acreditación en alta calidad del programa de Derecho según Resolución 02570 del 23 de febrero de 2017 Del Ministerio de Educación Nacional.

 

Actualmente la facultad ofrece a nivel de posgrados, en su programa de Derecho especializaciones; maestrías y doctorados y en el programa de Investigación Criminal una maestría.

 

 

Líneas de profundización en pregrado como ciclos de formación hacia los posgrados.

 

Homologación de programas y materias en Pregrado y Posgrado

 

Promoción de intercambio para segunda lengua coordinada por la División de Relaciones Internacionales

 

Plataforma virtual para la evaluación

 

Centro de Resolución de conflictos y arbitraje

 

Clínica jurídica de interés publico pionera a nivel nacional

 

Amplia posibilidad de prácticas en entidades públicas y privadas

 

Grupos de investigación en las más altas categorías de Colciencias

 

Revista de la Facultad de Derecho “Opinión Jurídica” indexada en  bases bibliográficas nacionales e internacionales

 

Amplios servicios de asesoría y consultoría

 

Servicio de monitorias académicas

 

Modernos laboratorios y centros de práctica

 

Amplia planta de Docentes Tiempo Completo con formación Doctoral

 

Excelentes resultados de nuestros estudiantes en las pruebas Saber Pro

 

Impacto en la comunidad menos favorecida y zonas de consolidación del territorio nacional

DECANO 

Francisco Javier Valderrama Bedoya - Decano

Facultad de Derecho